The Bright Side of Freelance Translation, o la parte buena de ser traductor autónomo

10338689_360727944058889_5255796519240564557_nNo puedo evitarlo, de verdad que no puedo: cada vez que alguien habla del bright side pienso en la canción de los Monty Python al final de La vida de Brian. Este bright side, sin embargo, no tiene nada que ver, no se trata de encontrarle la parte buena a una situación negativa. Trata de compartir las experiencias de compañeros que se han dado cuenta de que «las soluciones a los altibajos, las recompensas y los problemas de la vida de todo traductor autónomo están única y exclusivamente en sus manos, que se ponen manos a la obra, se niegan a quejarse y sacan su trabajo adelante». Esta atrevida declaración, que para muchos describe un estilo de vida, también resume por qué este libro no ha sido bien recibido en todos los rincones de la esfera traductoril (sobre todo porque parece que muchos de quienes lo critican no leyeron más allá del primer párrafo de la introducción, donde aparece esta cita). No solo ha inspirado a Herman Boel para escribir una serie de entradas en su blog Alta Verba llamada The Reality of Our Profession (La realidad de nuestra profesión) también podría explicar por qué el nuevo eslogan de la conferencia de IAPTI que se celebrará en septiembre en Atenas es ahora «Ni nihilistas ni ingenuos». Está claro que hay cosas que se escapan de nuestro control y cambian nuestras circunstancias. Me viene a la mente, por ejemplo, la reciente crisis económica, por no hablar de la traducción automática y los efectos que tiene y que seguirá teniendo sobre varios segmentos de nuestro sector.

No obstante, hasta cierto punto cada uno se forja su propio destino. A veces esto puede ser difícil de asimilar cuando las cosas van mal y buscamos desesperadamente algo o alguien a quien echarle la culpa, pero lo que al final determina si saldremos o no adelante es cómo reaccionamos ante las situaciones, tanto aquellas que podemos como las que no podemos controlar. De eso trata precisamente este libro electrónico: de afrontar problemas y superar obstáculos, de tener ideas y llevarlas a cabo.

Si, como a mí, te gusta observar a las personas y descubrir qué es lo que les mueve, entonces deberías echarle un vistazo. Su mayor atractivo reside en que contiene varias entradas escritas por distintos autores, al igual que el libro anterior de Nicole Y. Adams, Diversification in the Language Industry. Cada uno de los siete capítulos de The Bright Side, compilados en colaboración con Andrew Morris de Standing Out, se centra en un tema concreto y se divide en una serie de preguntas. Para ello, se invitó a los colaboradores a desarrollar aquellas que les resultaran más interesantes. Entre capítulo y capítulo encontramos también una serie de breves entrevistas con compañeros que dan su opinión sobre las agencias, las nuevas tecnologías, el futuro de nuestro sector y sobre si nuestra profesión sigue siendo viable.

Francamente, me cuesta entender cómo es posible que haya quien acuse a The Bright Side de pasar de puntillas por los problemas de nuestro sector o la necesidad de trabajar duro. Algunas de las pequeñas historias que contiene este libro rezuman una sinceridad a menudo difícil de encontrar en un sector plagado de traductores que compiten por llamar la atención y proclamar su grandeza ante esos codiciados clientes. Porque algunos colaboradores no solo narran que no acertaron a la primera (y a veces ni siquiera a la segunda), sino que también detallan los pasos que dieron para mejorar distintos aspectos de su negocio.

En lugar de precipitarte y llegar a la conclusión (errónea) de que las personas que han participado en este proyecto son un atajo de chalados a lo Monty Python que vive en una nube con una visión sesgada de la llamada realidad de nuestra profesión (que, por supuesto, se da en muchos niveles), haz el favor de leerlo hasta el final: puede que descubras que una de sus características más innovadoras es que no se dedica a dar palos a los compañeros, a menospreciarlos por no haber logrado aún sus objetivos ni a difamarlos o dudar de su capacidad profesional por no cobrar una fortuna. Está escrito por personas de verdad que se ganan la vida traduciendo y que simplemente buscan compartir lo que les ha funcionado esperando que sea de utilidad para otros con una mente abierta.

The Bright Side of Freelance Translation ya no está disponible.

Esta entrada apareció por primera vez el 28/08/2014 en mi blog anterior.

Bright Spanish
Comentario sobre la entrada anterior

Fondo negro plano medioThis translation of my original post Books on My Shelves: The Bright Side of Freelance Translation is by Aída Ramos, an English, Portuguese and French into Spanish translator specialising in transcreation, marketing and advertising trading under the name Thinking Side.


Entradas en castellano

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s