Las virtudes de una buena agencia

Entre las agencias hay absolutamente de todo, desde grandes multinacionales que pagan a sus directores primas descomunales hasta agencias boutique que operan desde un dormitorio. Yo he trabajado para unas cuantas, la mayoría relativamente pequeñas con gestores de proyectos que suelen quedarse en ellas durante años. Esta situación es ideal para entablar buenas relaciones laborales para beneficio mutuo que por lo general funcionan bien sin mayores inconvenientes.

Pese a que las agencias para las que trabajo de forma habitual cumplen los requisitos suficientes como para que mi relación con ellas merezca la pena, otras dejan mucho que desear. Se me ocurren muchas cualidades que debería tener una buena agencia, pero he limitado la lista en esta entrada a las 20 que me parecen más importantes para que no resulte excesivamente larga. No dudéis en añadir otras en los comentarios si os parece que me he dejado alguna fundamental.

Continue reading