Máster de Traducción Médico-Sanitaria de la UJI

Agradezco de corazón a Nikki que me haya propuesto participar en su blog como firma invitada con una reseña del máster en traducción médico-sanitaria que cursé durante el año lectivo 2012-2013. Mucho ha llovido desde que obtuve el título e imagino que algunos aspectos habrán cambiado en los últimos años. Aun así, me gustaría compartir aquí esa vivencia con todo aquel que esté interesado en cursarlo. Puesto que ya existen otras reseñas en la blogosfera que tratan las asignaturas y el funcionamiento en detalle, me centraré en otros aspectos.

Por qué elegí la especialidad médico-sanitaria. Hoy en día la especialización es esencial para nuestra carrera profesional. Siempre me han atraído las ciencias y, no en vano, estudié un año de Ciencias Químicas en la universidad. El resto de opciones de traducción especializada que conocía por aquel entonces eran, grosso modo, la traducción jurídica, de software y localización, y la traducción financiera; aunque ninguna de ellas me atraía. Las ciencias biosanitarias me resultaban mucho más apasionantes y para comprobar si de verdad me gustaban como especialidad a la que dedicarme, cursé previamente un seminario de traducción médico-farmacéutica, de diez semanas de duración. Tras él, decidí enviar mi solicitud a la Universitat Jaume I (Castellón, España).

Por qué escogí el máster de la UJI. Ante todo necesitaba que se tratara de una titulación de posgrado universitaria oficial y se impartiera plenamente a distancia. Además, que tuviera cierto prestigio y que no durase más de un año. El periodo lectivo abarcó desde octubre  (2012) a junio del año siguiente, con un plazo extra hasta noviembre de 2013 para exponer el trabajo fin de máster (TFM).

En todo momento teníamos comunicación con la tutora del curso y con los profesores. Podíamos preguntar dudas sobre el funcionamiento o las asignaturas, bien por correo electrónico o a través de la plataforma digital.

Asignaturas que cursé. Impartidas por los mejores profesores y profesionales del sector, las asignaturas  se dividen en módulos semanales para facilitar el estudio. Las que yo cursé fueron: Análisis discursivo; Enfoque teórico; Metodología, Corrección y Edición, Terminología y fuentes de información; Introducción a la medicina; Pretraducción; Traducción editorial; Traducción farmacéutica; Traducción para las instituciones médicas; Traducción médico-jurídica; y, por último, el Practicum. Se estudia tanto teoría como práctica y una parte importante del currículo son las muchas lecturas relacionadas, además del estudio introductorio de las principales ramas de la medicina, algo también fundamental.

Intensidad de estudio y trabajo. El tiempo aproximado de dedicación diaria, que aumenta de manera progresiva, era de 6 a 8 horas (en «temporada alta» incluso más), además de sacrificar muchos fines de semana que «robas» a tu familia y amigos. Cada semana se estudia un módulo diferente. Ese estudio está guiado por los profesores, con lecturas seleccionadas, participación en los foros de debate y entrega de «tareas»: traducciones, análisis, investigación…

También hay algunos exámenes tipo test y un encargo final de traducción para una editorial médica que formará parte del TFM. Personalmente, me dediqué en exclusiva al máster (¡en cuerpo y alma, podría decir!), aunque sé de compañeros que lo compaginaron con sus trabajos, en plantilla o de autónomos, a pesar de resultarles algo más estresante.

Practicum y trabajo fin de máster. El módulo de práctica fue para mí uno de los momentos más intensos y satisfactorios. Se trata de una situación de trabajo real, un encargo de traducción, en el que cada estudiante asumió la traducción de una sección de casi 6000 palabras de un conocido manual de dermatología (que se publicaría después en castellano). Pude comprobar que el procedimiento es idéntico al que ocurre en la vida real, puesto que ya tenía experiencia en la traducción de manuales: te asignan tu texto, tienes acceso a las fuentes de documentación que has aprendido a manejar, un foro de consulta para preguntar dudas —que hace las veces de los foros profesionales en que nos consultamos con asiduidad—, compuesto por dos profesores del máster (ambos médicos y uno de ellos perteneciente a la editorial) y por el resto de compañeros, y un plazo de entrega. Sobre ese encargo de traducción se realiza después el TFM, que se expondrá vía Hangouts (aplicación de videoconferencia), y consiste en redactar un análisis detallado del proceso de traducción y sus dificultades, la tipología y el género textuales, los glosarios y la bibliografía consultada. Aquí debemos demostrar todo lo aprendido durante el curso. En la nota final se valora también la capacidad comunicativa del estudiante en el momento de exponerlo ante un tribunal académico formado por tres profesores.

Valoración final y conclusiones. Los conocimientos previos y las expectativas personales juegan un papel importante en el beneficio que uno obtiene de cualquier formación. Para mí significó adquirir una formación muy sólida sobre la traducción en el campo de la medicina, adquirir habilidades de búsqueda y de validación de fuentes terminológicas. Además, el conocer a muchos compañeros, profesores y profesionales del sector, todos ellos maravillosos, con los que aún hoy permanezco en contacto y colaboro, te hace sentirte parte integrante de una comunidad muy enriquecedora. Sí que eché de menos traducir aún más durante el curso porque en esta profesión, en que siempre buscamos la excelencia, toda práctica te parece poca, aunque también es cierto que, como decía Machado, «se hace camino al andar», y uno va perfeccionando su labor conforme va sumando un proyecto tras otro. En definitiva, sin duda recomendaría cursar este título de maestría a todo aquel que quiera dedicarse a la traducción médico-sanitaria.

Natalia Pérez Ramos is a freelance qualified translator (BA Hons. in Translation and Interpreting Studies —4 year degree—, and MA in Medical Translation), based in Badajoz, working between English and French into Spanish. She translates in the following sectors: medicine, veterinary and pharmacy; she has some experience in translating painting, photography and winemaking related texts. She’s committed to high quality work and CPD. To find out more about her career, you can visit her LinkedIn profile, about.me page and website.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s