Hora de abrir los ojos

1531800_10202947244180441_863067870_nLa semana pasada acabé escribiendo una entrada motivada por una desagradable experiencia relacionada con la traducción automática (o, más bien, pseudotraducción automática) que quería compartir con todos vosotros. Esta semana me toca hablar de una nueva afrenta a nuestra profesión que por desgracia parece haberse vuelto bastante común a juzgar por las ofertas que recibo por correo electrónico y las entradas que leo en los foros.

Hablo de las herramientas TAO (traducción asistida por ordenador), los descuentos que se espera que ofrezcamos por usarlas y los ridículos plazos impuestos desde el convencimiento de que mejorarán nuestro rendimiento por arte de magia elevándolo a niveles que rozan lo sobrehumano.

Continue reading