13 razones (más o menos) por las que podrías dejar de trabajar para una agencia

543854_10201705191769907_326711284_nCorregidme si me equivoco, pero el principal factor causante de que los traductores finalicen su relación con una agencia es que no les paguen (es de cajón: seguir trabajando para un cliente que no te paga, sean cuales sean sus excusas o promesas, carece de toda lógica empresarial), y el segundo, que les paguen tarde. Por suerte, en todos los años que llevo traduciendo, esto ha ocurrido en contadas ocasiones. Una agencia unipersonal quebró justo después de haber acabado un pequeño trabajo para ella y nunca vi un céntimo, y otra no me pagó todas las palabras que había traducido porque no nos poníamos de acuerdo en la cantidad exacta. Sin embargo, se me ha pagado tarde más veces de las que me gustaría y he dejado de trabajar para varias agencias por este motivo, incluso para algunas con las que llevaba años trabajando. «Estaba de vacaciones en la otra punta del planeta y por eso no te pude pagar en agosto, y ahora no dispongo de fondos hasta que me pague mi cliente» no me vale.

Continue reading