Textos por los que querrás esperar

Las traducciones automáticas (TA) se venden como rosquillas, pero ¿te saldrán un churro?

Si quieres presentar un artículo a una revista académica o una ponencia en una conferencia, me temo que tu traducción automática no dirá exactamente lo mismo que el texto original ni fluirá tan bien. No sé si la TA llegará a alcanzar el nivel de calidad requerido, pero ducho mucho que lo haga mientras yo viva.

¿Tienes un hotel o una web turística? No escatimes usando traducción automática o un traductor no cualificado y poco profesional. La primera impresión es la que queda: sé que no quieres que tus clientes potenciales se vayan volando a otra web porque la calidad de tus traducciones pone en entredicho la calidad de tus servicios. Gánate la confianza de tus futuros huéspedes demostrándoles que de verdad te importan todos los detalles de su estancia, desde los materiales de promoción hasta la información que proporcionas (menús, avisos de seguridad, folletos sobre el hotel y las instalaciones, instrucciones de uso del equipamiento de las habitaciones, etc.).

El caso es que las herramientas de traducción automática traducen palabra por palabra y a menudo las malinterpretan. Los traductores humanos trabajamos de otra forma; traducimos las palabras dentro de su contexto particular, con su matiz adecuado.

Además, vemos tu documento o serie de documentos como un todo coherente y nos cuidamos de que fluya y de no repetir las mismas frases para que no resulte artificial y soporífero. En plata, afinamos tu texto para que seduzca a su audiencia.

Un buen traductor suele estar reservado. Si tienes suerte me pillas entre proyecto y proyecto, pero lo normal es que me encuentres ayudando a otro cliente a comunicarse con éxito. Cuanta más flexibilidad me dés, más probable es que pueda hacerte un hueco. No dudes en contactarme para ofrecerte presupuesto y fecha de entrega. Si no puedo ayudarte, intentaré encontrar a otro miembro cualificado del ITI que pueda.

Me dedico a afinar palabras: déjame bordar las tuyas

Inicio

Traducido por Pili Rodríguez Deus, Pilirodriguezdeus.com